¿Qué es el melanoma?

El melanoma es un tipo de cáncer de piel. Es el menos común, pero al mismo tiempo el más peligroso. Se inicia en las células de la piel llamadas melanocitos. Los melanocitos son células especiales que normalmente producen el pigmento (color) en la piel. A veces se forman grupos de células llamados lunares. Los lunares normales no son cáncer y no son peligrosos. Sin embargo, cuando los melanocitos se vuelven anormales y crecen sin control, pueden convertirse en melanoma.

Los dos tipos más comunes de cáncer de piel son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. Ambos son menos peligrosos que el melanoma, que sólo representa el 4% de todos los cánceres de piel.

¿Con qué frecuencia se diagnostica?

En España se diagnostican todos los años unos 4000 casos nuevos. En la última década se ha producido un incremento en el número de casos nuevos diagnosticados.

¿Quién tiene riesgo de padecerlo?

Cualquier persona puede contraer melanoma. El riesgo aumenta con la edad, y las personas con antecedentes familiares de melanoma tienen un riesgo más alto. Personas de todas las razas y grupos étnicos pueden tener melanoma, pero los individuos con el pelo de color claro o pelirrojo, los ojos y la piel clara tienen un riesgo más alto.

¿Cómo se previene?

  • Proteja su piel del sol.
  • Asegúrese de proteger a los niños.
  • Los niños necesitan una protección extra contra el sol ya que su piel es más probable que se queme. Las quemaduras solares durante la infancia aumenta el riesgo de melanoma

¿Cuál es la prueba para detectarlo?

No existe una buena prueba para la detección precoz del melanoma. Sin embargo, revisar y autoexplorar su piel es el primer paso para diagnosticar un melanoma. Ante un cambio en un lunar debes hablar con un médico acerca de su riesgo.

¿Cuáles son los síntomas?

La forma más frecuente de presentación de un melanoma es un lunar sin síntomas, en el que se han producido cambios de tamaño, forma o color.

Otros signos son:
  • Asimetría, es decir, la mitad del lunar no se parece a la otra mitad
  • Los bordes del lunar son desiguales irregulares.
  • El color no es de color uniforme.
  • El cuando tiene diferentes tonos de beige, marrón o negro y puede tener manchas de color rojo, azul o blanco
  • Cuado el lunar es grande (>10 mm)

Hay que saber que la mayoría de los lunares son normales e inofensivos. Un lunar normal es generalmente un punto negro, beige o marrón de color uniforme que no cambia de tamaño o forma.

Si usted tiene un lunar inusual o nota un cambio en un lunar que ha tenido por mucho tiempo, consulte a un médico inmediatamente.