¿Qué es el cáncer de cérvix?

El cáncer cervical se produce cuando las células del cuello del útero crecen fuera de control. El cuello o cérvix es una parte del sistema reproductivo femenino que conecta el cuerpo del útero con la vagina. Casi todos los casos de cáncer de cuello uterino son causados por un virus llamado virus del papiloma humano (VPH). El VPH puede causar que las células en el cuello del útero crezcan de manera anormal y convertirse en cancerosas.

¿Con qué frecuencia se diagnostica?

Alrededor de 2.000 mujeres españolas son diagnosticadas con cáncer cervical cada año.

¿Quién tiene riesgo de padecerlo?

Casi todas las mujeres pueden tener cáncer cervical, pero este tipo de cáncer no es muy común en España debido a las campañas de diagnóstico precoz.

La prueba de detección precoz se llama la prueba de Papanicolaou y es muy eficaz en la búsqueda de anomalías antes de que se conviertan en cáncer.

¿Cómo se previene?

  • Hágase una prueba de Papanicolaou con una frecuencia de 1 a 3 años.
  • Limite el número de parejas sexuales.
  • Use un condón de látex o el diafragma cada vez que tenga relaciones sexuales.
  • No fumar.
  • La vacunación contra el virus de papiloma previene el cáncer de cérvix.

¿Cuál es la prueba para detectarlo?

Mujeres a partir de los 21 años o cuando comienzan a tener relaciones sexuales. La prueba de detección se llama prueba Papanicolaou.

Pregúntele a su médico con qué frecuencia debe hacerse una prueba de Papanicolaou. La mayoría de las mujeres se realiza la prueba con una frecuencia de 1 a 3 años.

La realización de una manera regular del Papanicolaou es una de las mejores maneras de reducir su riesgo de cáncer cervical. La prueba puede detectar células anormales, que son retiradas antes de que se conviertan en cáncer.