¿Qué es el cáncer de mama?

Las mamas son glándulas encargadas de la producción de leche durante el periodo de la lactancia. Anatómicamente están formadas por lobulillos, que son unidades productoras de leche, y conductos, que conectan los lobulillos con el pezón. El resto de la mama se compone principalmente de tejido graso.

El cáncer de mama se produce cuando las células de la mama crecen fuera de control. Un grupo de células se agrupan y forman un tumor maligno (cáncer).

Hay dos tipos principales de cáncer de mama:

  • Carcinoma lobular invasivo, que comienza en los lóbulos.
  • Carcinoma ductal invasivo, que comienza en los conductos.

En ocasiones se produce una situación muy favorable que se llama carcinoma in situ, lo que significa que hay células anormales pero que no tienen la capacidad aun de propagarse.

La mayoría de los crecimientos anormales en la mama son benignos (no cancerosos). Los crecimientos benignos (también llamados tumores benignos) no se propagan fuera de la mama y no son mortales. Sólo un médico puede hacer las pruebas correctas para saber si un tumor es cáncer o no.

¿Con qué frecuencia se diagnostica?

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres. Para nuestro país se estima que una de cada 8-10 mujeres aproximadamente tendrá un cáncer de mama a lo largo de su vida.

¿Quién tiene riesgo de padecerlo?

Cualquier persona puede contraer cáncer de mama (incluidos los hombres), pero con mayor frecuencia se diagnostica en las mujeres mayores de 60 años. Las mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama tienen un riesgo más alto.

¿Cómo disminuir el riesgo?

Podemos disminuir el riesgo de tener cáncer de mama muy fácilmente:

  • Reduciendo el consumo de la cantidad de alcohol que usted bebe.
  • Manteniendo un peso saludable.
  • Realizando ejercicio físico de manera regular.

¿Quién debe hacerse pruebas?

  • Todas las mujeres mayores de 20 años deben de aprender y adquirir el hábito mensual de autoexplorarse la mama. El mejor momento es la semana posterior a la finalización de la menstruación
  • Si usted tiene 40 años o más, asegúrese de hablar sobre su riesgo de cáncer de mama con un médico.
  • A partir de los 50 años incorpórese al programa de diagnóstico precoz establecido en su comunidad autónoma. Si el riesgo es alto, es posible que necesite hacerse mamografías con más frecuencia, y a una edad más temprana.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de mama puede no presentar síntomas en las primeras etapas. Es por eso que el diagnóstico precoz es muy importante: para encontrar cambios anormales antes de que desarrolle y se propague.

Los síntomas pueden ser:

  • Un bulto o masa en la mama o en la zona axilar.
  • Un cambio en el tamaño de la mama, forma o color.
  • Una secreción del pezón.
  • Un cambio en el aspecto de la piel que cubre la mama (la piel puede verse más porosa, retraída o escamosa).

Estos síntomas también pueden ser causados por enfermedades benignas de la mama. Sólo un médico puede hacer las pruebas adecuadas para saberlo con seguridad. Si usted tiene alguno de estos síntomas, hable con su médico.